Replay Revista - Periodismo Cultural

Producción Local

Al radioteatro, con cariño: una mañana en el rodaje de “Bienvenido León de Francia”

Al radioteatro, con cariño: una mañana en el rodaje de “Bienvenido León de Francia”

Martes 30 de abril, rodaje de “Bienvenido León de Francia”, una película basada en una obra de teatro que retoma el radioteatro. La obra teatral fue estrenada en 1978 bajo la dirección de Néstor Zapata junto a “Chiqui” González y hoy está en proceso el largometraje situado en 1955, que cuenta la historia de la época del radioteatro cuando las grandes compañías salían a recorrer los pueblos cercanos representando sus obras.

Porque parte de los estereotipos que uno tiene dando vueltas en la cabeza a veces son reales, entrar al Teatro La Comedia fue estar en el imaginario de lo que es un set de filmación. El director sentado en el típico sillón de director haciendo acotaciones con el megáfono. Luces enormes, cámaras y pantallas. Gente yendo y viniendo de un lado al otro. Personas modernas terminando el peinado y el maquillaje de una señora de época.

Tres personas en una

Matías Martínez es quien interpreta a Rubén del Mar y quien a su vez interpreta en la obra al antihéroe. Pero vamos por parte. Como nos explica el actor: “Dentro de la obra se hacen dos personajes. En mi caso, el de la vida real se llama Rubén del Mar que es una especie de galancete venido a menos que está en la compañía primero por conveniencia y además porque sale con la actriz protagonista. El tipo no sabe actuar. Y el otro personaje, el de la obra es la contracara del héroe. Este tipo es un trepador, se mueve pura y exclusivamente por interés. Hay algún punto en el que los rasgos del personaje de la ficción y el de la vida real se funden”. El elenco de actores que reconstruyen esta historia de múltiples personalidades está integrado por Raúl Calandra, Sara Lindberg, Griselda De Lorenzi, Matías Martínez, Naum Krass, María Eugenia de Rosa, Matías Tamburri y cuenta con la participación especial de Darío Grandinetti y Luis Machín.

Viviendo entre el teatro y el cine

Aunque el largometraje recién está en la etapa de rodaje, el elenco es el mismo del espectáculo teatral que lleva varios años en cartel. Sobre este pasaje de las tablas a las cámaras, Matías Martínez nos cuenta su experiencia: “Actoralmente hay un cambio de registro porque hay un cambio de lenguaje. Es una película que se ajusta mucho al guión original que tiene la obra”. Y rescata el hecho de que  sean personajes que ya traían muy trabajados y afianzados, con 200 o 300 funciones, lo que permite probar nuevas cosas. Con respecto a este traspaso, Néstor Zapata comenta: “Tenemos la suerte de ser gente que hace teatro y cine, entonces aprovechás para recuperar el plano corto, el detalle, trabajar con otros ritmos, tiempos y registros distintos. Cambia todo pero en ese cambio recuperás cosas nuevas y lindas”.

Contento con el equipo de trabajo que se formó para esta producción, Matías cuenta los cambios al momento del rodaje “El grupo que venía de antes, del teatro, quedó rezagado. Todo ha sido tomado por el otro plantel, el plantel técnico. En el teatro uno es el protagonista pero en el cine pasás a ser un elemento más de todo lo técnico. Por eso estás cinco horas para filmar una escena que dura dos minutos. Las estrellas del cine serían aquellas que no salen en la pantalla”.

IMG_7879

Retomando el radioteatro

“Es la decadencia del radioteatro contado a través de la decadencia de la compañía de radioteatro”, resume Matías Martínez en cuanto al argumento de la obra. Con cierta nostalgia por un género tan alejado de lo cotidiano valora el hecho de poder recordarlo a través de este trabajo: “Me resulta muy interesante por lo retrospectivo y revisionista, lo pone en un lugar romántico, la cosa de antes es algo que me genera mucha atracción. Me parece que hoy el radioteatro es algo que está acabado. Pero es importante conservar estos lugares, que pretenden de alguna manera cuidar, restituir”. Es con este espíritu que desde el 2010 Néstor Zapata viene planeando hacer esta película: “Hace unos años me empezó a dar vueltas la necesidad de hacer un largometraje porque no hay testimonios. Las jóvenes generaciones conocieron la televisión pero no se imaginan lo que fue la radio. En su momento era indudablemente un fenómeno de comunicación social muy superior porque era el único. Entonces todo, el fútbol, la música, el humor, las novelas, todo era la radio”. Mientras el director habla se hace evidente la gran satisfacción al ver cómo poco a poco se concretan y materializan todas aquellas ideas y recuerdos sobre las que estuvieron trabajando en este tiempo. Pero lograr las ambientaciones de época no es tarea sencilla, por eso recurrieron no solo al trabajo del equipo de arte, sino que estuvieron filmando en diferentes locaciones de Rosario como el Teatro Lavardén, Teatro la Comedia, Teatro el Círculo, La Rural; también en exteriores (Oroño y Mendoza) y visitaron además localidades vecinas como Funes, Las Rosas y Pérez, donde una locomotora antigua fue la estrella de la jornada.

 Volviendo al siglo XXI

Y después de haberme transportado por un rato a 1955, dejando atrás la época de auge de la radio, el tren y las compañías de teatro, tuve que volver a la actualidad. Me despedí escuchando las risas y carcajadas de todo el equipo por el despliegue de dotes actorales imitando ladridos de perros y relinchos de caballo. Para enterarme de qué parte de la película se trata tendré que esperar a fin de año, en esa fecha estima Zapata que será el estreno en pantalla grande de “Bienvenido León de Francia”.

Nota y fotos: Sofía Schoo Lastra | @Sofisl90

NOTAS RELACIONADAS

COMENTARIOS