Replay Revista - Periodismo Cultural

Mi vuelta al mundo en 182 días

Me fui, volví y me volví a ir

Me fui, volví y me volví a ir

Nota y fotos: Aylen Bertozzi.

Hace un año y un poco más que estoy viviendo en Marbella, al sur de España, donde todo es sol, alegría, turismo, playa y mojitos. Donde en un día de sol se puede ver África al otro lado del mar o donde sus atardeceres son de esos que enamoran con sus colores magenta y cian. Donde el estrés no existe y las playas son interminables. Donde cada verano se llena de extranjeros y es el lugar ideal para ver la moda y cultura de otros países con solo ir al paseo marítimo.

Aún así, todos los días está esa pequeña pregunta que retumba… ¿Es acá donde quiero estar?

 

Porque uno no deja de extrañar, extrañar el asado en familia de los domingos, los mates con amigos, los helados de Yomo y las pizzas de la Santa María.

En enero tuve la suerte de irme de improvisto para Argentina a recargar energía y poner en perspectiva las cosas y las decisiones. Por suerte, como buena mente inquieta que soy, volví con más preguntas que con las que me fui, pero cambiando la negatividad por optimismo.

Por eso hoy busco esos #altarescotidianos que me llenan de energía, paz y felicidad pero nunca quietud. Porque soy inconformista por naturaleza, porque está en esa naturaleza el cambio, el movimiento y eso hace que nos superemos, que busquemos nuevas metas, horizontes y nuevos hogares.

Aquí y ahora. No sé si Marbella es donde quiero estar, no sé si es donde voy a estar dentro de 2 años, pero es donde estoy hoy. Es mi aquí y ahora. Y estoy dispuesta a sacarle el máximo jugo, porque en definitiva es eso lo que importa.

Fotos y texto: Aylen Bertozzi

NOTAS RELACIONADAS

COMENTARIOS