Replay Revista - Periodismo Cultural

Mi vuelta al mundo en 182 días

Amor en tiempos de tinder

Amor en tiempos de tinder

Aylen Bertozzi | @rockandshooting

Nunca es fácil una ruptura y, el hecho de ser una la que decide terminarlo, no lo hace más simple, sino todo lo contrario. Él me dijo que el problema es que las mujeres tendemos a hacer nuestros duelos mentales probablemente muchos meses antes de que decidamos decirlo a viva voz.  Pero eso no nos convierte en superadas ni insensibles, creo que la culpa que acarreamos esos meses es más dolorosa que el hecho de que alguien nos deje. Porque pasamos a cargar con una mochila de 80 litros en la espalda con ollas, bolsa de dormir y linterna, todo cargadito en los hombros, esperando no dar un paso en falso y terminar de arruinarlo todo más aún de lo que ya está.


Y en eso caemos en el clásico “no quiero saber nada con nadie, quiero estar soltera un buen tiempo, si me vuelvo a cruzar a otro así me hago monja”. ¿Cuanto nos dura? ¡Nada! Hasta el primer frío y te das cuenta de que las noches de pelis y helado en soledad no son igual de divertidas.

El hecho de que Laura se vuelva de California conmigo a España hizo que todo se pase más rápido, ya sea por la distracción que genera tener una amiga en casa, o porque ella me conoce desde hace más años de los que podemos imaginar. LAURA es compañía y es impulso para salir a respirar otra vez y para empujarme a volver al ruedo.

Nos suelen decir que cuando más buscamos las cosas más lejos estamos de encontrarlas. Yo prefiero decir “el que busca encuentra” porque sigo creyendo, a pesar de todo, en que esa otra mitad nuestra está en algún lado del mundo y simplemente hay que dejarse llevar y esperar que donde quiera que esté se encuentre en la misma fase que uno, buscándonos.

No espero cargarme en la espalda nuevamente una mochila de expectativas y proyectos, sino sólo viajes, gente nueva que se cruce y en el mejor de los casos, conocerlo a él. Quién sabe, tal vez lo encuentre en el frío británico con una cuchara de más esperándome para compartir el helado.

NOTAS RELACIONADAS

COMENTARIOS